El Ministerio de Educación ha concedido al proyecto ‘EmprendeCole', de los Centros Rurales Agrupados ‘Manchuela' y ‘Camino Real de Levante', el  premio ‘Francisco Giner de los Ríos' en la categoría de centros de Primaria.

En este proyecto se propone una metodología donde los alumnos son los protagonistas. Para ello, intentan despertar en ellos el espíritu emprendedor ofreciéndoles aprender de una experiencia real como es la creación de una cooperativa en la que los socios son los propios compañeros de clase.

Para estimular todas las cualidades emprendedoras, el proyecto trabaja aspectos como la creatividad, la autoestima, el trabajo en equipo o la resolución de conflictos en cada una de las etapas de creación de la cooperativa.

Los alumnos son los responsables de elaborar los estatutos por los que se regirá la sociedad, de elegir el nombre y elaborar el logotipo, de buscar financiación para llevarla a cabo, de elaborar los productos, de buscar los canales de distribución y venta, así como de gestionar la administración y analizar los resultados. En este trabajo, los coordinadores del proyecto simplemente desarrollan una labor de apoyo y asesoramiento, así como de proposición de nuevos retos.

Este curso se han constituido un total de siete cooperativas por parte de los alumnos de Primaria de los CRA ‘Manchuela' (Villalpardo, Villarta, El Herrumblar) y ‘Camino Real de Levante' (Graja de Iniesta, La Pesquera, El Peral, Casas de Santa Cruz y Puebla del Salvador).

Fases del proyecto

La primera fase del proyecto se denomina ‘Nace un emprendedor'. En ella los docentes explican a los alumnos qué es un emprendedor, qué es una empresa o qué es una cooperativa, valiéndose de ejemplos de su entorno cercano.

En esta fase trabajan en el descubrimiento de sus capacidades personales (autoestima, comunicación, responsabilidad, trabajo en equipo, creatividad y capacidad resolutiva), las cuales les ayudarán a desarrollar el proyecto. Para ello se organizan visitas a empresas y charlas con empresarios locales, que les ilustran sobre sus experiencias reales y les muestran los problemas y beneficios de ser un emprendedor.

En la segunda fase del proyecto se procede a la constitución de la cooperativa propiamente dicha. Tras conocer los pasos a dar, los alumnos la crean definiendo un nombre, un capital social inicial -a aportar por los socios-, un equipo directivo que hace las labores de representación, unos estatutos de funcionamiento y un acta de constitución.

En esta fase se valora la importancia de la imagen corporativa de la empresa y se trabajan los contenidos relacionados con la contabilidad.

Creada la cooperativa y definida su actividad, se procede a elaborar los productos. En esta tercera fase del proyecto se trabajan las distintas técnicas de fabricación; mientras que en la cuarta fase se determina el etiquetado y envasado, lo que da pie a conocer las normas de etiquetado y la información que ha de recoger  ésta sobre el producto y la empresa que comercializa el producto.

En la quinta fase, de venta, se trabajan aspectos como la decoración y presentación del producto, el trato con la clientela, la decoración del expositor, el precio o las promociones.

Finalmente, los alumnos comprueban los resultados y realizan propuestas de futuro.  Tras analizar los ingresos obtenidos de la venta, proceden a devolver a los socios el capital aportado inicialmente y decidir qué hacer con las ganancias.

Los docentes explican que en esta fase los alumnos evalúan también qué productos se han vendido bien, cuáles no han tenido tanto éxito y por qué, así como qué habría que cambiar para mejorar la cooperativa.

Además de obtener beneficios que garanticen su continuidad, entre los objetivos de la cooperativa está el de destinar parte de las ganancias a fines sociales. Con este fin organizan también un mercadillo solidario con los objetos y juguetes que donan el resto de compañeros del colegio.

Con ‘EmprendeCole' los alumnos desarrollan de manera trasversal diferentes áreas del conocimiento del currículum de Primaria, facilitando la adquisición de competencias básicas en comunicación lingüística, matemáticas, conocimiento e interacción con el mundo físico, tratamiento de la información y competencia digital, competencia social y ciudadana, competencia cultural y artística, autonomía e iniciativa personal, competencia emocional y, lo que es más importante "aprender a emprender".