Recordamos a todos los papás que revisen las cabezas de la familia para comprobar que los niños no tengan ningún piojete travieso.

Debido a que el contagio es por contacto directo, se recomienda venir al colegio con la cabeza revisada. ¡Gracias!

 

 

La pediculosis es una PARASITOSIS ocasionada por los piojos, insectos que no reconocen barreras geográficas, socioeconómicas o culturales. En los niños la variedad mas conocida es el piojo de la cabeza (Pediculus humanus capitis).

Es la infestación más frecuente. Afecta a todos los estratos sociales, no asociándose a la falta de higiene.

· Es más frecuente en la edad infantil.

· Puede aparecer a lo largo de todo el año, aunque los brotes suelen ser más frecuentes al inicio del curso escolar.

· Los piojos de la cabeza son pequeños insectos, de unos 2 mm. de largo, "sin alas."

· La hembra del piojo tiene una vida aproximada de un mes, durante el cual pone entre 7 y 10 huevos (liendres) al día.

· Las liendres (aspecto nacarado y adheridos firmemente al pelo) se localizan fundamentalmente cerca de la nuca y detrás de las orejas, y crecen y se multiplican muy rápido, originando al cabo de unas dos semanas nuevos insectos adultos.

· Los piojos son parásitos humanos que necesitan para subsistir alimentarse de sangre humana, por lo que no pueden sobrevivir más de un día o dos fuera de la cabeza.

· Producen picor e irritación en la piel. El rascado puede facilitar la infección bacteriana de las lesiones.

Mecanismo de transmisión

 

Los piojos no vuelan ni saltan ni se arrastran. Su transmisión es exclusivamente por contacto directo, pudiendo pasar con mucha facilidad de una persona infestada a otra por proximidad (cabeza-cabeza) o a través del intercambio de objetos personales contaminados (almohadas, peines, horquillas, gorras, etc.).

Enlaces relacionados: